Cierra por falta de clientes la cafetería feminista que cobraba un 18% más a los hombres

Cierra por falta de clientes la cafetería feminista que cobraba un 18% más a los hombres

abril 26, 2019 Desactivado Por Redacción

El café australiano ha cerrado por falta de clientes.

Es oficial. La cafetería feminista de Australia que cobraba un 18% más a los hombres cerrará definitivamente el próximo domingo 28 de abril por falta de clientes.

Aunque en su mensaje de despedida publicado en Facebook no confirman que este sea el principal motivo, fuentes cercanas al bar han confirmado que el motivo es que el negocio no tiene viabilidad económica, es decir, que faltan clientes para poder cubrir todos los gastos que generaba el local.

El café, llamado Handsome Her, abrió sus puertas en el verano de 2017, pero menos de dos años después, ha tenido que cerrar sus puertas al quedarse prácticamente sin clientes.

Esta cafetería, que estaba dirigida especialmente a feministas, lesbianas y veganas, provocó una gran polémica en Australia por cobrar un 18% más a los clientes masculinos para mostrar la problemática de la «brecha salarial».

Además, el local también estableció que las mujeres tenían prioridad a la hora de sentarse. Es decir, que si eras hombre y entrabas en el local, tenías que ceder tu asiento a una mujer caso de que no hubiera más sitio disponible.

El negocio, que es uno de los peor valorados de la zona por su feminismo radical e incluso por la falta de higiene del local y del personal: «Extrema feminidad tóxica y, literalmente, intentar hacer que los hombres se sientan mal», escribió en Tripadvisor un cliente.

Una de las propietarias, Alexandra O’Brien se describía a sí misma como «feminista pero no de las simpáticas»

Quizá  la próxima vez, esta pareja de lesbianas, que despreciaba a los hombres, debería cuidar más a su clientela.

La cafetería tenía como objetivo «desmantelar el patriarcado»

En su página de Facebook, las propietarias del café se han despedido no sin recordar que el objetivo de Handsome Her era el de poner fin al patriarcado: «Cuando abrimos Handsome Her en 2017, esperábamos que quizás pudiéramos influiros a través de nuestras descaradas discusiones públicas sobre la desigualdad estructural y la opresión. El impuesto a los hombres indignó a Internet, una idea que no creíamos que fuese demasiado radical, pero la forma en que el mundo respondió nos mostró cuán frágil es la masculinidad y solidificó la necesidad de confrontar y desmantelar el patriarcado».

Deja tu comentario: