El hijo de Carmena controlaba las decisiones del órgano que le dio el contrato de 1,9 millones de Metro

El hijo de Carmena controlaba las decisiones del órgano que le dio el contrato de 1,9 millones de Metro

marzo 7, 2019 Desactivado Por Redacción

Manuel Leira Carmena, hijo de la alcaldesa de Madrid, formaba parte junto a la actual asesora de Urbanismo de Carmena de la Junta de Representantes del Colegio de Arquitectos (COAM), que actuó como secretario en el jurado que adjudicó al hijo de Carmena y sus socios el contrato de 1,9 millones para la nueva sede de Metro de Madrid.

El hijo de Carmena consiguió que el contrato de Metro, adjudicado con anterioridad al prestigioso arquitecto Joaquín Torres, fuese revertido. El COAM, en cuya Junta de Gobierno mandaban Manuel Leira Carmena y la asesora de su madre, le quitó no sin algún lío jurídico el proyecto a Torres,  para acabar en manos de Leira Carmena y de sus socios, con los que comparte dos sociedades. El Ayuntamiento tuvo presencia directa en el jurado que les dio el concurso. Y, para colmo, el propio hijo y la asesora –Pilar Pereda– formaban parte de la Junta de Representantes del Colegio de Arquitectos, el organismo que gestionó el concurso en condición de secretario.

Era difícil acumular más anomalías en una misma licitación. Pero lo cierto es que la capacidad de influencia del hijo y la actual asesora de la alcaldesa era notable: tanto en la Junta de Gobierno del COAM que bombardeó la concesión del concurso previa a Torres, como en la Junta de Representantes de ese mismo Colegio en el momento de adjudicarse el proyecto junto a sus socios, Lourdes Carretero e Iván Carbajosa.

Pilar Pereda y Manuel Leira Carmena pertenecieron a la Junta de Gobierno del Colegio hasta las elecciones de mayo de 2015. En dichos comicios, se presentaron para formar parte de la Junta de Representantes del COAM, órgano jerárquicamente por encima de la Junta de Gobierno. Los dos formaron parte de los 100 arquitectos de la Junta de Representantes desde mayo de 2015 a mayo de 2017, periodo en el que se adjudicó el concurso.

Pilar Pereda salió elegida en el puesto 25 y Manuel Leira Carmena en el 27. Todo ello dentro de una lista -la de ellos (Reset en Abierto)— que se hizo con el predominio: Para la junta de representantes, Reset en Abierto logró 655 votos, mientras que el resto se repartió así: Activo Arquitectos (430), Renovación Otra Cosa (220), Procoam (127), Asociación de Arquitectos (123) y A4C (114). Y ejercieron ese poder justo en las fechas en las que se gestó la concesión del concurso de la sede de Metro de Madrid.

El hijo de Carmena controlaba las decisiones del órgano que le dio el contrato de 1,9 millones de Metro

Hay que recordar que el hijo de Manuela Carmena torpedeó desde el Colegio de Arquitectos de Madrid, del que era vocal, el proyecto de la sede de Metro de Madrid, adjudicado en un principio al conocido arquitecto Joaquín Torres. Leira Carmena era entonces vocal de la Junta de Gobierno del COAM. Con posterioridad, una vez fuera del COAM, Manuel Leira presentó junto a varios socios el proyecto denominado Jardín 1 para la misma licitación que se había encargado previamente de tumbar. Y el proyecto resultó ganador del contrato. Ganador de nada menos que 1,9 millones de euros.

Entramados de sociedades

El hijo de Carmena, que se desvinculó del proyecto tras superar la primera fase del concurso, comparte desde febrero de 2018 la sociedad KWI MAD con los mismos socios con los que se presentó al concurso de Metro, y cuya sede se encuentra, además, en el mismo local que donde se desarrolla en estos momentos los trabajos del proyecto ganador.

El Colegio de Arquitectos con el equipo de gobierno controlado por Manuel Leira Carmena no aceptó el primer concurso, en el año 2014, e interpuso un recurso especial en materia de contratación frente a la licitación del proyecto y dirección de obra de la nueva sede social de Metro S.A. La presión fue de tal intensidad que el Colegio bombardeó la adjudicación saliendo públicamente a la prensa para mostrar su descontento con insinuaciones de fraude, de una supuesta “falta de información y transparencia”, y de la existencia de un procedimiento “cuando menos, sospechoso”. La presión logró su efecto y Metro de Madrid desistió de la adjudicación.
Tras cambiar el equipo de Gobierno, en 2016 se volvió a convocar el concurso, pero esta vez Metro prefirió no jugársela y permitió que en la gestión interviniera la Oficina de Concursos del Colegio de Arquitectos, como Secretaría del concurso.

El hijo de Carmena se presentó a la primera ronda y pasó el corte. Su proyecto -Jardín 1- acabó ganando, pero él, casualmente, se había salido del proyecto tras quedar finalista, pese a que el nombre refleja que se trata del mismo proyecto. El argumento: que no quería comprometer a su madre. Un técnico del Ayuntamiento estuvo presente en las deliberaciones del jurado del concurso: de ese jurado que dio el contrato al proyecto del hijo de la alcaldesa y a los socios con los que posteriormente creó una sociedad conjunta.

El 26 de febrero de 2018 Leira Carmena constituyó la citada sociedad: KWI MAD ARCHITECTURE INTERMEDIACION SL. Una sociedad con el capital mínimo exigido y que el “03/04/2018” pasó a hacer públicos sus administradores: “ADMINISTRADOR SOLIDARIO: IVAN CARBAJOSA GONZALEZ (Publicado como CARBAJOSA GONZALEZ IVAN) ADMINISTRADOR SOLIDARIO: LOURDES CARRETERO BOTRAN (Publicado como CARRETERO BOTRAN LOURDES) ADMINISTRADOR SOLIDARIO: JULIO FUENTE MARTINEZ (Publicado como DE LA FUENTE MARTINEZ JULIO) ADMINISTRADOR SOLIDARIO: MANUEL LEIRA CARMENA (Publicado como LEIRA CARMENA MANUEL)”.

Iván Carbajosa y Lourdes Carretero fueron sus compañeros de proyecto en la primera fase y dos de los que mantuvieron el proyecto y ganaron el concurso en la segunda y definitiva fase.

Deja tu comentario: